lunes, 28 de enero de 2013

Langostinos encamisados





Comer sano no es sinónimo de comida sosa y aburrida, y buena prueba de ello son estos Langostinos encamisados, todo un lujo para la vista y el paladar.

Los langostinos son ricos en yodo, mineral que contribuye a eliminar el exceso de grasa de nuestro organismo. También contienen gran cantidad de calcio, imprescindicle para mantener fuertes nuestros huesos y evitar la osteoporosis.

El porro es una verdura de sabor fino y textura delicada. Es rica en fibra y, al estar formada mayoritariamente por agua, nos aporta pocas calorías. Tiene tanta vitamina C como una mandarina y uno de los minerales que más contiene es el magnesio, que nos ayudará a fijar el calcio y el fósforo en nuestros huesos y dientes.


Ingredientes (para 2 personas):

  • 8 langostinos
  • 1 puerro
  • sal marina
  • 1 ajo
  • 4 ramas de perejil
  • 3 c/s aceite de oliva virgen extra
  • 1 c/s miel 
  • 1 c/s  coñac
  • 1 c/s tamari
  • 1 c/s semillas sésamo
  • 1 c/p aceite de oliva virgen extra


Elaboración:
-  Quitar la cabeza y la piel de los langostinos, dejando únicamente la cola,  y eliminar el intestino. Salar. Remojar las semillas de sésamo, escurrirlas y tostarlas ligeramente en una sartén.

-  Picar finamente el ajo y las hojas de perejil. Mezclar ambos ingredientes con el aceite, la miel, el coñac, el tamari, y las semillas de sésamo.  Marinar los langostinos con este aliño durante media hora.

-  Cortar el puerro longitudinalmente de arriba abajo, y lavarlo bien. Separar 8 hojas y
escaldarlas un minuto en agua hirviendo ligeramente salada. Enjuagarlas
en agua fría y dejarlas escurrir.

-  Envolver los langostinos con las hojas de puerro, sujetándolas al final con un palillo.

- Poner a calentar la plancha. Añadir una cucharada de aceite y  saltear los langostinos un minuto por cada lado.

- Se pueden servir acompañados de canónigos o una mezcla de lechugas.


Notas:
- En esta receta utilizamos sólo la parte blanca del porro, más tierna y dulce. La parte verde, rica en clorofila,  la guardaremos para hacer un caldo o dar sabor a una sopa.

- Con la cabeza y la piel de los langostinos podemos hacer un fumet y congelarlo. Nos será de gran utilidad para dar sabor a una paella.

- c/s: cucharada sopera; c/p: cucharada de postres.


¡Esperamos que estos Langostinos encamisados os hayan gustado y os animéis a prepararlos!



4 comentaris:

Red Rose dijo...

Una receta deliciosa y me encanta por que la camisa es vegetal y me gusta el puerro y no es de rebozado de harina. Muy buena idea.
Un beso.

Palmira http://comeconmigoelblogdepalmira.over-blog.es/ dijo...

Es la primera vez que veo langostinos "vestidos" de puerro y me parece una idea fantástica, el sabor ya me lo puedo imaginar con esta marinada, receta copiada para muy pronto!
Besos,
Palmira

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Al leer encamisados lo primero que he pensado es que eran rebozados y vaya agradable sorpresa descubrir que la camisa es de puerro.
Besos.

Anónimo dijo...

Me parece una receta muy interesante, tengo ganas de probarla!! Muchas gracias!! Nuria

Publicar un comentario en la entrada